10 tips de disfrute y pautas de maridaje para la cena de Navidad

navidad-2014-recetasAtrévase con una cena de Navidad en tiempos

Por qué resumir todo en un sólo plato cuando podemos alargar la tertulia y el disfrute sirviendo nuestra cena de Navidad en tiempos. En L’Attitude Wine somos activistas del placer del buen comer y el buen beber por eso queremos compartir unos tips de servicio de la Cena de Navidad.

1.- Atrévase a innovar. Para los más atrevidos podemos recomerdarles lanzarse con otro tipo de proteínas en la cena. Un plato principal o una entrada a base de salmón por ejemplo puede darle un toque diferente a esta noche. Chardonnay o Sauvignon Blanc (dependiendo de salsas y guarnición) para este tipo de plato es nuestro consejo.

2.- No atiborre todo en un sólo plato. Opte por servir su cena en tiempos. Esto brindará a los comensales espacio de disfrutar de una cena larga dándoles la oportunidad también de alargar la terturlia, la convivencia y las anécdotas navideñas. Cada tiempo con su maridaje de vinos o bebidas es lo más divertido y recomendable.

3.- Programe y anuncie a sus invitados que la cena se llevará a cabo de manera pausada y abra la noche alrededor de un aperitivo. Tapas de embutidos y quesos u otro tipo de delicias de sal. Inspírese en la cultura francesa o la italiana que guardan verdadera devoción por este momento de “abrir el apetito” previo a una cena. ¿Qué beber?. Disponga de varias opciones y no olvide bebidas sin alcohol. Un espumante Rosé, Martinis, los omnipresentes Gin and Tonics, Vermouths, un pisco sour, etc. De ser posible organice este momento fuera del entorno de la mesa. En ciudades cálidas una opción es tomarlo en exteriores como patios o terrazas o salones interiores si eso  es lo que exige el clima.

5.- Ante todo mesura. Demasiada comida o alcohol solo provocará somnolencia entre los comensales y que la velada trasncurra como mucho en un par de horas. La idea es pasarlo bien en compañía de los seres queridos.

6.- Cada familia o grupo de amigos tiene sus propios rituales navideños, téngalo en cuenta a la hora de programar su noche y su cena. Villancicos, intercambio de regalos, expresiones religiosas, ¿Cuándo hacerlas? . Tal vez al final de la cena antes del postre y como cierre de la noche. Para otros será mejor reunirse temprano e iniciar la velada con este tipo de actividades.

7.- Tras el aperitivo pasar a la mesa y degustar un primer tiempo. Un plato pequeño y ligero. Por ejemplo patés y ensaladas, o un pulpo al ajillo, un tartar, una ensalada de camarones, o langosta, etc. Una vez que todos han terminado,  proseguir con el siguiente tiempo que puede ser un plato más grande y contundente compuesto por proteína y algún carbohidrato novedoso, puré de camote, patatas gratinadas, chips, couscous, orzo, etc… complemente con verduras salteadas, horneadas o con alguna salsa. Recuerde moderar las cantidades. Si quiere incluir otro tiempo puede hacerlo con algún tipo de pastel de holaldre o filo entre el primer tiempo y el plato principal. Maride cada plato, no sólo teniendo en cuenta el tipo de carne si no el tipo de cocción y los ingredientes de salsas, tipos de condimentos. Piense más en sabores dulces, ácidos, salados, etc.. y cómo se complementan con los sabores del vino. Wine Folly, nos da una idea sobre este tema en el gráfico que adjuntamos a este artículo.

wine folly - maridaje - navidad

8..- Broche de oro: El postre y si desea adoptar la “moda” francesa una tabla de quesos. Primero irían los quesos (se incluye todo el espectro de quesos de los más suaves a los más fuertes y curados). luego el postre. Maride en consecuencia. Su postre puede tomarse con un espumante dulce,  oportos, Ice Wines, Tokajis, vinos late harvest son algunas opciones. Tenga también a mano cafés, infusiones y tés para acompañar este último plato. Ofrezca al final del todo el bajativo o digestivo de su preferencia, Sambuca, Orujos, shots de Wiskey, Cognan o pisco.

9.- Trabajo en equipo. Si bien la exigencia de una cena en tiempos es más significativa esto no debe echarnos para atrás. Establezca tareas compartidas e implique a toda la familia o grupo anfitrión en este servicio y preparación. Unos son más habilidosos para los cocktails otros para los postres, otros para el servicio. Entre todos pueden ofrecer una noche para recordar.

10.- Sobre todo disfrute cada bocado y cada sabor que descubra esta Noche de Navidad. Con calma y haciendo conciencia de todo lo que se está sirviendo seguro que disfruta mucho más. Prepare todo lo que pueda con antelación para evitar momentos de estrés y si algo no sale como lo había planificado, relájese, es Navidad y lo más importante es compartir con quienes más queremos.

Les commentaires sont clos.